Iluminación LED en náutica. Ecología y ahorro

Publicado por Fernando 01/02/2019 0 Comentarios
 


La iluminación LED ha supuesto un cambio global y un gran impacto en la sociedad por el ahorro y el mayor cuidado del medio ambiente que supone su uso. El universo náutico, tradicionalmente muy asociado con la ecología, no ha sido ajeno a este cambio y se ha adaptado a las necesidades y demandas de los usuarios que a la hora de mantener sus embarcaciones recurren a bombillas LED como primera opción.

 

Las ventajas de la iluminación LED

 

  • Ahorro en consumo: Es el sistema más eficiente de los existentes actualmente, llegando a ahorrar hasta un 80% respecto a una lámpara incandescente y más de un 50% respecto a una bombilla de bajo consumo tradicional.
  • Mayor duración: Al no contar con un filamento que por norma es un elemento delicado que termina quemado o roto. Por norma una bombilla LED dura 20 veces más que una incandescente (50.000h frente a 2.000h). Traducido, viene a significar que podemos superar los 22 años de vida con un uso de 6h diarias que en un barco difícilmente llega a darse y menos aún los 365 días del año.
  • No emiten calor: Como estas bombillas no tienen un filamento incandescente no se produce calentamiento, lo que significa que no producen calor en verano (algo bastante importante cuando el sol aprieta) y no queman si las tocamos.
  • Funcionan con corriente continua: Esto implica que podemos conectarlas directamente a las baterías de nuestro barco de 12V.
  • Encendido instantáneo: A diferencia de las bombillas de bajo consumo que suelen tener un lapso de uno o dos segundos, las bombillas LED encienden instantáneamente.
  • Menos contaminantes: Las luminarias de bajo consumo tienen la misma base de funcionamiento que una de tipo fluorescente y contienen mercurio que es altamente contaminante, mientras que las halógenas utilizan tungsteno, al igual que las bombillas incandescentes, pero que combinadas con un gas inerte incrementan su durabilidad al mismo tiempo que contaminan más.
  • Menor tamaño: La tecnología LED permite además tener una gran luminosidad con lámparas mucho más pequeñas y versátiles, lo que permite nuevas posibilidades a la hora de decorar como insertarlas dentro de muebles y espacios donde antes era imposible.

El precio es todavía algo superior a alguna de sus competidoras, pero claramente se ve compensado con el ahorro de consumo y durabilidad. ¿Que opinas? ¿Ya utilizas luces LED en tu barco o todavía te resistes?


Si necesitas más información a cerca de este u otros temas déjanos un comentario o contacta con nosotros.

 

Comentar